Freakcon

El fin de semana del cinco y seis de marzo se celebró en el Palacio de Congresos de Málaga esta convención que reúne cada año a más de cuarenta mil personas. Había muchas ganas después de la pandemia, y eso se notó en la afluencia que hubo desde el inicio hasta el final.

En otras circunstancias hubiera disfrutado mucho más de esta experiencia, y más por el hecho de que solo me quedé el sábado. Mi cabeza directamente no estaba, pero algo en mi interior, y sobre todo mi familia, me dijo que no podía dejar pasar esa oportunidad que me llegó de forma inesperada.

Cuando rellené la solicitud nunca imaginé que me eligieran para que pudiera darme a conocer y hacer llegar a los asistentes mis obras: Estatuas de Anticolat y El Legado Perdido.

Un evento increíble y un gran escaparate

Intenté disfrutar cada minuto que pasé allí el sábado. Debo reconocer que superó mis expectativas, porque además de vender una buena cantidad de ejemplares pude hablar con otros autores que, al igual que yo, buscan un hueco en este mundo tan complicado y a veces injusto como es la literatura.

Los nervios se iban apoderando de mí conforme se acercaba la hora de la apertura de puertas; no sabía qué iba a encontrarme. La acogida, sin embargo, fue magnífica. Al rato de empezar ya me estrené con mi primera venta, y esa fue la dinámica hasta casi la hora de cierre.

Lo dejé todo bien preparado para llamar la atención de los visitantes: roll-ups, marcapáginas, tarjetas donde aparecían mis redes sociales y códigos QR para acceder a los booktrailers de los libros… Es importante llevar cosas llamativas para que la gente se fija, ser simpático todo el tiempo e intentar vender el producto lo mejor posible aunque puede que ese público no sea tu objetivo, aunque en mi caso sí lo era.

Si tengo que poner una pega al evento es que considero que la organización nos situó en un lugar bastante apartado, y además teníamos una actividad al lado que nos restaba parte del protagonismo al ser más atractiva tanto para adultos como para niños.

Espero que si el próximo año vuelve a organizarse pueda estar allí, esta vez el fin de semana completo. Estatuas de Anticolat se vendió mejor que El Legado Perdido, pero aún así solo puedo dar las gracias a todos los que se pasaron y se interesaron por mis obras. ¡Y si quieres hacerte con mis novelas, solo tienes que ponerte en contacto conmigo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies